CS Villalpando

CENTRO DE SALUD DE VILLALPANDO

Villalpando. Zamora. 2010

 

Promotor Gerencia Regional de la Salud de la Junta de Castilla y León

Colaboradora Jara Romero Escolar

Ordenación General

TIERRA Y TEXTURA


El solar, en forma trapezoidal, queda limitado por la Calle de la Amargura al noreste, desde donde se produce el acceso principal,  un solar de propiedad municipal al sureste y al suroeste, y la Carretera de Medina de Rioseco al noroeste, desde la que se realiza el acceso a la zona de Atención Continuada.

 

La forma del solar y la situación respecto de la Carretera de Medina de Rioseco han sido factores determinantes para la organización de la edificación. Del tal manera se ha optado por liberar la parcela en esta planta en su parte suroeste, para lograr un mismo fondo edificable de 15m en las tres plantas y asegurar así la correcta ventilación e iluminación natural de todas las estancias, creando un “patio interior” ajardinado a sur y consiguiendo así mismo un edificio compacto de igual volumetría en todos sus niveles.

 

Esta liberación de espacio transforma la inicial forma trapezoidal del solar en una forma más adecuada de L abierta.

 

El nuevo edificio, por tanto, busca acomodarse en la medida de lo posible a esta nueva forma de L abierta, apoyándose en todos sus ángulos, y consiguiendo así dos direcciones básicas que nos van a servir para organizar en planta los diferentes paquetes de programa.

 

Esto va en concordancia con otro de los aspectos determinantes de la propuesta, que es el estudio cuidadoso de las calles del entorno y de la importancia de estas dentro del núcleo urbano, para establecer una jerarquía clara en las comunicaciones entre aquellas y el edificio. Así, el acceso tanto peatonal como de tráfico rodado (ambulancias) a la Zona de Atención Continuada y Unidad de Soporte Vital Básico se realiza desde la Carretera de Medina de Rioseco, vía que soporta mayor tráfico y que asegura el acceso rápido en los casos de urgencia. Por el contrario, el acceso peatonal a las zonas de atención primaria tales como Consultas, Extracción, Rehabilitación, Salud Mental, etc… se ubica en la Calle de la Amargura, conexión natural del solar con el núcleo urbano y de menor carga de tráfico.

 

Así mismo, el apilamiento de todas estas zonas programáticas en tres alturas y la creación de pequeños patios en la fachadas noreste y noroeste dotan al edificio de una volumetría rotunda y un buscado aspecto representativo.

 

Se minimiza la construcción de sótano, sólo utilizado para albergar almacenes e instalaciones.

 

Plan funcional

 

Como se ha dicho anteriormente, se va a liberar parte de la superficie del solar en planta baja para unificar la forma del edificio en L abierta y se va a organizar todo el programa en tres plantas más un pequeño sótano.

 

En planta baja encontramos el grueso de los tres bloques programáticos que necesitan de un acceso más directo desde el nivel de calle. Por un lado, en el lado de la L abierta que da a la Carretera de Medina de Rioseco, de rápida comunicación en caso de urgencias, ubicaremos la Zona de Atención Continuada y Unidad de Soporte Vital Básico, con dos accesos protegidos por sendos espacio cubiertos, uno exclusivamente peatonal que da paso al Vestíbulo y Sala de Espera, con comunicación a las áreas públicas de esta unidad, y otro desde la zona de desembarco de la ambulancia, con acceso directo a la Sala de Emergencias y a las estancias privadas, tales como Dormitorios y Salas de Estar, y al núcleo de comunicación vertical secundario que comunica con el sótano. Por otro lado, desde la Calle de la Amargura, más próxima al centro urbano, aparecerá, a través de un nuevo porche y cortaviento, la Zona de Acceso (vestíbulo y recepción) con comunicación directa con la Zona de Apoyo Administrativo, ubicada así mismo en la planta baja. Próxima a la entrada se emplaza la zona de Pediatría, con su sala de espera y su aseo, minorando al máximo el recorrido dentro del Centro de sus usuarios. Y por último, desde el vestíbulo se da paso al núcleo principal de comunicaciones verticales con el resto de las plantas.

 

La comunicación entre el vestíbulo y la Zona de Atención Continuada y Unidad de Soporte Vital Básico se realiza de tal manera que esta última pueda funcionar de manera totalmente independiente al resto del complejo.

 

Desde este núcleo pasaremos a la planta primera, donde se ubican las zonas de atención médica que no son las consultas propiamente dichas. Primero encontramos la Unidad de Salud Mental, justo frente al desembarco de la escalera. Esta ubicación no es casual, ya que se busca que los usuarios de esa zona, quizá la más sensible, limiten su recorrido por el edificio. A ambos lados de esta zona se alojan, por un lado la Zona de Extracción y la Unidad de Salud Bucodental, y por otro la Unidad de Psicoprofilaxis Obstétrica y la Unidad de Rehabilitación, próxima la una de la otra para compartir el vestuario femenino. La Sala de Cinesiterapia es la única que una altura superior a la del resto, dotándose así de una mayor calidad espacial, dado que es en esta sala donde se van a producir los mayores esfuerzos físicos por parte de los usuarios del Centro.

 

Ya en la planta segunda encontraremos laZona de Consultas, con una sucesión de espacios donde se van intercalando las consultas médicas, las de enfermería, las salas de espera y el resto de las estancias. En el extremo oeste encontraremos la zona al aire libre para instalaciones exteriores de climatización y la doble altura de la Sala de Cinesiterapia.

 

En ambas plantas siempre tendremos una zona de aseos públicos junto al núcleo de comunicación vertical y una serie de pequeños patios-terraza trapezoidales, vinculados mayormente a las salas de espera, que buscan dotar de iluminación y ventilación a los corredores interiores, así como de minimizar los huecos en la facha norte, buscando siempre orientaciones este y oeste.

 

En la planta sótano encontraremos varias estancias de la Zona de Servicios (instalaciones, almacenes, vestuarios…) vinculadas con un pequeño patio de ventilación.

 

Por último, en la planta baja junto al garaje, se ubica el almacén sucio, comunicado directamente con el exterior.

 

Arquitectura. Conceptos de sistema ahorro pasivo

 

Aislamiento de los edificios

Optimizar las características de la envolvente de un edificio construido, es una medida difícilmente amortizable a corto o medio plazo. Por lo tanto, se recomienda optimizar las características constructivas en la etapa del diseño del mismo, como va a ser el caso del Centro de Salud.

 

Una vez construido el edificio se recomienda realizar un mantenimiento preventivo sobre todo para impedir un aumento de infiltraciones en dicho edificio, dotando a los huecos de burletes de estanqueidad.

 

Los edificios diseñados de acuerdo al CTE tienen unos requerimientos claros de aislamientos mínimos requeridos por zona climática, que se entiende serán los valores utilizados en el anteproyecto referente a la edificación.

 

Sin embargo los aislamientos resultantes de la aplicación del CTE no son los óptimos desde el punto de vista energético, ni siquiera considerando un periodo de amortización de los mismos en base al ahorro energético que produce un mejor aislamiento.

 

Teniendo en cuenta la localización, datos climatológicos, orientación de los edificios, así como los valores límites de transmitancia térmica para los cerramientos establecidos en el CTE (Código Técnico de la Edificación) se puede calcular mediante simulaciones para cada uno de los edificios en los programas informáticos DesignBuilder y Energy+, el optimo económico-energético de los aislamientos.

 

Se propone utilizar un aislamiento térmico de 70 mm de espesor en los cerramientos de los edificios de oficinas con el objeto de conseguir unos coeficientes de transmisión térmica en las fachadas mejorados en torno al 40% respecto al requerimiento del CTE. De esta manera será posible obtener una reducción de la demanda de calefacción en torno al 12% con una medida puramente pasiva.

 

Sombreamiento

Una buena parte de la carga de la demanda energética en refrigeración que se produce durante los meses de verano, es debida a la insolación que penetra en el edificio a través de sus vidrios.

 

Un correcto diseño energético del edificio deberá tener en cuenta la necesidad de sombrear los vidrios del edificio durante los meses de verano. Para ello es necesario calcular en función de la orientación del edificio y conociendo la posición del sol en verano, más alto que en el invierno, el ángulo de incidencia del sol en los vidrios de cada fachada y diseñarla para evitar la incidencia directa de la radiación solar.

 

Este diseño debe también tener en cuenta la posición del sol en invierno, de modo que no se obstaculice su incidencia directa sobre los vidrios aprovechando su posición más baja sobre el horizonte. De este modo no se perderá luz natural en invierno y si se aprovechará la ganancia térmica por insolación.

Se propone diseñar las fachadas del edificio de modo que se asegure un correcto sombreamiento en los meses de verano y no haya obstáculo a la radiación solar en invierno.

 

Por lo tanto se dispone de elementos de control de soleamiento excesivo y retranqueos en los huecos de las fachadas en las caras sur del Centro de Salud. Las carpinterías correderas exteriores en el plano de esas fachadas son de chapa metálica perforada, actuando así como filtro solar, a la vez que fácilmente reciclables

 

De esta manera se estima que podrá ahorrar en torno al 20% del consumo energético en refrigeración de las oficinas y laboratorios del edificio. Se estima que con el diseño del edificio en el anteproyecto, refrigerar las estancias en dicho edificio requeriría de un gasto energético que produciría la emisión de aproximadamente 12 Toneladas de CO2 al año.

 

Utilizando el sistema propuesto podremos por tanto evitar la emisión de más de 2 Toneladas de CO2 al año, equivalente a la emisión de 2 coches de bajas emisiones que circulen 10.000 km durante un año.

 

En el patio, la utilización de vegetación de hoja caduca ayuda a matizar la luz solar en verano y a calefactor el interior del edificio en invierno.

 

Las ventilaciones serán de tres tipos: ventilación mecánica, de acuerdo al CTE y al RITE; ventilación natural cruzada, por medio de aireadores en las fachadas y en los patios; y por último la ya mencionada ventilación por “tubos canadienses”

 

La estructura pesada del edificio acumula en invierno el calor aportado por el sol o por el sistema de calefacción, y durante el verano almacenará las frigorías producidas por la ventilación cruzada y por los sistemas de enfriamientos, tanto pasivo como activo.

 

Los cerramientos exteriores están compuestos por una hoja de bloque de termoarcilla con el aislante colocado de forma continua (evitando así puentes térmicos) lo más externo posible, para conseguir gran inercia térmica. El acabado final de paneles GRC de hormigón reforzado con fibra de vidrio o el sistema de placas de cemento enfoscadas exteriormente con mortero bastardo actúa como cámara ventilada.

 

Las cubiertas son invertidas sin componentes fijados, para facilitar su mantenimiento y la recuperación de todos sus elementos para sus reutilización.

 

Las divisiones interiores son de cartón yeso. Sus estructuras metálicas, al igual que las carpinterías, se separan con facilidad para permitir el reciclaje.

 

Las carpinterías son con rotura de puente térmico, y acristaladas con doble vidrio de baja emisividad.

 

En las griferías se instalan mecanismos de aireación y de limitación de consumo, los grifos dan prioridad al agua fría y evitan el tránsito de agua a media temperatura a agua fría en cada apertura de grifo. proyecta una instalación en la que se adoptan medidas de separación de aguas pluviales de residuales para su posible uso en el riego de jardines. La incorporación de inodoros de doble descarga así como griferías con limitadores de agua y reguladores del campo de temperatura, con el ahorro de consumo de agua y energía. Se garantizara la presión mediante la instalación de grupo hidráulico sobrepresor.

 

Los tanques de los inodoros están equipados con doble descarga.

 

 

Instalaciones. Conceptos de sistema ahorro activo

 

Sistema centralizado de colectores solares en cubierta y acumuladores, para agua caliente sanitaria.

 

La red de saneamiento es de polipropileno.

 

Instalaciones por patinillos y por falsos techos, ambos accesibles, facilitando la posible futura recuperación.

 

En la Sala de rehabilitación se propone suelo radiante para lograr un mayor confort.

 

Se instalarán detectores de presencia para el alumbrado de las zonas comunes, así como luminarias de bajo consumo para todas las estancias.

 

Los ascensores son así mismo autónomos eléctricos de bajo consumo.

 

Se establece un sistema de recuperación de agua de lluvia por drenaje en la cubierta para su posterior utilización en aguas grises o riego.

 

Sistemas de funcionamiento:

El edificio funciona en dos modos según la época del año.

 

Invierno

Funciona la cámara de acumulación y se difunde la energía al interior.

Colchón térmico de acumulación.

 

Acumulación: 

Muros interiores ->GRC o Fibrocemento / Termoarcilla

 

Flujos:

Convección natural.

Radiación de los muros acumuladores.

Forjados difusores.

“Tubos canadienses”

 

Captación:

Soleamiento -> Se abre la chapa perforada / vidrio

 

Aislamiento:

Muros separadores -> GRC o Fibrocemento / Termoarcilla

 

Verano

Colchón térmico en fachada.

Refrigeración.

Forjados con huecos difusores.

Aire refrescado por los patios en semisombra.

Contraventanas.

 

Controlar:

Colchón térmico -> Fachada deGRC o Fibrocemento / Termoarcilla

Soleamiento -> Se cierra las contraventanas de chapa perforada

 

Refrigerar:

Aire refrescado por patio / sombra y por “tubos canadienses”

 

Disipar:

Ventilación natural -> Ventilación cruzada

   MUDAARQUITECTURA · san felipe neri 5 2d 47004 valladolid · 983309059 · muda@arquitecturamuda.com · Visítanos en facebook ·
· Visita nuestro blog